Logo Soy Carmin
Qué significa ser una mujer elegante
Belleza

Qué significa ser una mujer elegante

Cuando hablamos de elegancia hablamos del buen gusto, de la simpleza y la sofisticación en nuestro actuar y proceder; hoy en Soy Carmín te compartimos las características de las mujeres elegantes

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

La elegancia es tener buen gusto, destacando con distinción y delicadeza, con un porte refinado agradable y educado, que no sea burdo, tosco, chocante o de mal gusto. Debe haber simplicidad, no ostentación, y aplica si hablamos de una persona, de la decoración de una casa o de la moda, por ejemplo.

La persona que es elegante lo demuestra en todo, su actuar, pensar, proceder y sentir. Así que es algo que viene desde adentro, es decir, la elegancia no se consigue aparentando sofisticación con ropa glamurosa, ni viene de la exclusividad y precio de aquello que compramos o con que nos vestimos o usamos. No es el auto más nuevo, la joya más brillante ni el bolso del diseñador más renombrado.

Puedes leer: Ocho hábitos que están afectando tu apariencia sin que te des cuenta

En el vestir, se nota en un ojo para aquello que nos favorece y nos hace destacar con finura, con gracia y moderación, pero esto sólo será reflejo de quiénes somos. Entonces, ¿qué significa ser una mujer elegante? Es una virtud y por tanto, es algo que está en nosotros, pero trabajándolo, nutriéndolo y cuidándolo. Estas son las características de las mujeres elegantes.

Se conoce

Hay que aprender a querernos y valorarnos, reconociendo que tenemos cualidades pero también defectos y viéndolos no como un impedimento, no como algo ‘malo’, sino como algo que es parte de nuestra esencia, que también nos hace crecer y mejorar. La mujer elegante sabe quién es, en qué cree, qué quiere y hacia dónde va. No hay una fórmula mágica para ello, pero sí hay que estar seguras de nosotras mismas y avanzar con paso firme. Entonces, eso que haces, eso que uses, eso que digas, lo harás con integridad y convicción.

Se adapta

No se puede avanzar si no estamos dispuestas a saber reconocer nuestro entorno y adaptarnos. Aplica para todo, la ropa de temporada, la moda de fiesta frente a la moda de oficina, pero también la actitud y la madurez mental y emocional. Entiende tu entorno y actúa acorde. La mujer elegante no tiene miedo de ser ella misma ni miedo al reto, se arriesga, porque sabe que saldrá adelante.

Aprende

La forma de cambiar y mejorar es aprendiendo. Una característica de las mujeres elegantes es saber escuchar y esto se refiere no sólo en el sentido literal, sino también a ser receptivas. Hay que abrirse al nuevo conocimiento, permitir que lleguen nuevas opiniones, nutrir la curiosidad y adaptarse. En las mujeres elegantes lo vemos en sus proyectos y lo vemos en su vestir, por ejemplo, porque prueban cosas nuevas, según toman de sus alrededores ideas y propuestas que luego hacen muy suyos, no plagiando o haciendo copia calca, sino añadiéndoles su sello personal.

Qué significa ser una mujer elegante
Qué significa ser una mujer elegante. FOTO: Unsplash

Se cuida

La mujer elegante entiende que debe cuidarse; debe cuidar su aspecto, su postura, su educación, sus palabras y sobre todo, de sí misma, de su salud, física y mental, para estar en armonía consigo misma, porque sólo así, podrá irradiar eso mismo hacia los demás.

Puedes leer: Características que tienen las mujeres mentalmente sanas

Se arriesga

Arriesgarse no en el sentido de la impulsividad, sino de animarse a cosas nuevas, retos, modas, ideas, propuestas. De lo que se trata es de salir del molde y de la zona de confort, para reinventarse y así, revitalizarse.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios