Logo Soy Carmin
Cómo tomar decisiones difíciles
Buena Vida

Cómo tomar decisiones difíciles

Tomar decisiones es parte esencial de la vida y hay que hacerlo racionalmente, con estrategia y madurez; hoy en Soy Carmín te compartimos algunos consejos para las decisiones difíciles

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

La toma de decisiones es parte importante de la vida, porque somos lo que hacemos ya que en ello crecemos, aprendemos y marcamos el rumbo de nuestro presente y hacia un futuro. Es parte de la condición humana y habla también de una inteligencia emocional y madurez, de personalidad y carácter.

El miedo a tomar decisiones puede venir del miedo al fracaso o la inseguridad, al temor a la incertidumbre o al perfeccionismo, entre otras razones, detalla el psicólogo o José Padilla, quien comparte algunas estrategias para la toma de decisiones, basándose en, describe, el método PROACT, propuesto por Hammond, Keeney y Raiffa (2003) y que analiza cada problema en función a la situación y los posibles escenarios en que puede desembocar.

Puedes leer: Cómo terminar tu día de trabajo en forma positiva

El psicólogo José Padilla aclara igualmente que el método no es una herramienta infalible sino una opción para sopesar y resolver acertada y favorablemente, analizando y  tomando acción. También recalca que cada situación o escenario es diferente y hay que considerar sus variables cambiantes.

El problema

El primer paso es definir el problema ya que ello ayudará a entender el panorama y además limitar las opciones, decisiones y caminos a seguir. Plantea el problema de forma sencilla pero no la fácil, considerando qué llevó a este escenario, qué limitantes representa y qué se deriva de él.

Objetivos

Considera cómo llegar a tu meta preguntándote qué quieres que suceda. Qué te interesa, qué valores entran en juego o qué esperas con la solución, son parte importante para tomar acción y hacer algo al respecto.

Alternativas

Las alternativas son los caminos posibles para llegar a tu objetivo, u objetivos. No se puede tomar una alternativa, un camino, o una decisión que no te hayas planteado o tomado en cuenta, explica José Padilla, citando a Hammond, Keeney y Raiffa (2003). Busca opciones, ideas, según tus limitantes, experiencia o el consejo de otros.

Consecuencias

Sopesa ventajas y desventajas de la opción que has elegido. Piensa cómo satisface tus objetivos pero sobre todo cuáles son las consecuencias o derivados a futuro, positivos o negativos, eliminando todas aquellas opciones o alternativas que no te favorecen.

Cómo tomar decisiones difíciles
Cómo tomar decisiones difíciles. FOTO: Unsplash

Transacciones

Si tus objetivos son contradictorios, encuentra un punto medio. Haz una negociación contigo mismo, establece prioridades y considera incluso sacrificios. La decisiones más difíciles requerirán de equilibrio y debes asumirlo con responsabilidad.

Incertidumbre

No siempre puedes conocer todas las consecuencias de tus decisiones y hay que afrontarlo con madurez y tolerancia. La incertidumbre es parte de la vida y no va a desaparecer; reconócela y defínela, porque a veces, hay que arriesgarse.

Tolerancia al riesgo

Plantea sobre la mesa la posibilidad de tomar la decisión equivocada y asume el riesgo, viendo el crecimiento en positivo para ti. Piensa qué puede ocurrir y qué alternativas hay en caso de que esto suceda.

Decisiones vinculadas

También considera todo aquello que desemboca de tu decisión, directa y hasta indirectamente, incluyendo decisiones futuras asociadas. Cada decisión posterior que traiga, deberás plantearlo como un nuevo problema. Y recuerda que hay que enfrentar todo racionalmente, pero considerando el impacto que tiene en ti, emocionalmente.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios