Logo Soy Carmin
Crianza positiva: cómo apoyar a tu hijo si es muy tímido
Buena Vida

Crianza positiva: cómo apoyar a tu hijo si es muy tímido

Muchas madres se sienten perdidos con la timidez de sus hijos. Piensan que necesitan defender o excusar la vacilación de su hijo para reconocer a los demás, hablar y participar

Por: Sol Sánchez

Crianza positiva: cómo apoyar a tu hijo si es muy tímido(Pexels)

Crianza positiva: cómo apoyar a tu hijo si es muy tímido | Pexels

Cada vez que la familia o los amigos vienen a cenar, tu hijo de 5 años ni siquiera dice "hola". Se esconde detrás de tu pierna y rechaza el contacto visual o te pasa que han pasado semanas desde que comenzó la escuela y su hija aún no ha hablado con nadie. Su profesora le pregunta, con toda seriedad, si es muda, si tiene algo o si usted quiere decir algo.

Muchas madres se sienten perdidos con la timidez de sus hijos. Piensan que necesitan defender o excusar la vacilación de su hijo para reconocer a los demás, hablar y participar.  Los padres también temen que la timidez sea recibida como grosera o sea usada de manera cruel.  Incluso les preocupa que la timidez de su hijo les lleve a perder oportunidades y a llevar una vida complicada.

Sigue leyendo: Pareja: alimentos que según expertos incrementan el deseo

Por supuesto, los niños tienen diferentes temperamentos. Algunos son menos extrovertidos que otros. Su timidez puede ser continua, temporal o depender de la situación.  La timidez en sí no es un término único para todos. Las reservas sociales de los niños se derivan de una variedad de causas. Estas tendencias pueden ser normales e inofensivas. Otros pueden requerir intervención profesional.

La timidez en realidad puede ser un signo de consideración y otros rasgos excepcionales. Pero animar a los niños a hablar y participar también es importante. Tal vez tu mariposa solo necesite un poco más de tiempo en el capullo. Pero sabes que en el interior hay alas realmente magníficas.

Si tiene un hijo que tiende a la timidez, puede abrazar y desafiar suavemente esa reticencia. Es un equilibrio que nutre las tendencias naturales al mismo tiempo que ayuda a su hijo a aprender y crecer. Hay algunas estrategias para ayudar a tu hijo o hija que son tímidos. 

Trata de no actuar de manera prejuiciosa 

Las etiquetas son una manera fácil de categorizar a una persona o un rasgo de personalidad.  El problema es que pueden ser desdeñosos, simplificados en exceso y francamente incorrectos. Una persona tímido no es necesariamente lo mismo que tener miedo escénico, introversión o ansiedad social. Puede ser confuso y dañino para un niño cuando sin querer agrupamos estas distinciones en una sola.

Etiquetar verbalmente a los niños como "tímidos" podría llevarlos a creer que algo anda mal con ellos. ¿Por qué más mencionaría eso, a menos que sea malo? Cuando se etiqueta frente a los hermanos, incluso puede mejorar la rivalidad y la competencia entre hermanos.  La idea puede quedar profundamente implantada. Los niños pueden comenzar a pensar que su timidez los define. 

Incluso nuestras etiquetas positivas son problemáticas: ella sigue diciéndome que soy bonita. La belleza debe ser muy importante.  En lugar de etiquetar los rasgos de personalidad o el comportamiento, ya sea positivo o negativo, podemos alentar las acciones positivas de nuestros hijos.

Para un niño de 4 años que se niega a hablar en su examen de rutina, usted puede sentirse inclinado a decirle al médico que es tímido. En cambio, puede alentar a su hijo cuando observe un comportamiento positivo: “Aprecio que estés cooperando con la doctora cuando te pide que respires profundamente para su estetoscopio. ¡Eso es realmente útil!”

El médico probablemente notará sus señales y también ayudará a alentar las acciones útiles de su hijo. A pesar de su silencio, ¡no hay necesidad de etiquetas! A la niña de 12 años, demasiado renuente a entablar una conversación con sus nuevos compañeros de equipo de baloncesto, evite decirle: "Es difícil ser tímido" o "¡Sé que eres tímido, pero tienes esto!" 

En su lugar, puedes decir: “Sé que puede ser difícil conocer gente nueva. Especialmente si te preocupa que no sean muy receptivos. ¡Pero he notado que eres un buen jugador de equipo y que haces muchos pases en la cancha!”

Incluso cuando lo malo supera a lo bueno, podemos alentar un lado positivo.
 Cuando los niños se sienten positivos, comienzan a ganar confianza. Y es más probable que los niños confiados salgan, al menos en parte, de sus caparazones protectores.

Practica habilidades sociales con ellos 

No todos los niños nacen saltando por el patio de recreo, haciéndose amigos de todos los que conocen.  Algunos disfrutan jugando solos. Otros quieren hacer amigos, pero no saben por dónde empezar.  Todos los niños, ya sean retraídos o más sociables, se benefician al ensayar sus habilidades en escenarios sociales hipotéticos.

Una excelente manera de practicar es tomarse el tiempo para entrenar. Tomate el tiempo para entrenar Al igual que aprender a cepillarse los dientes o andar en bicicleta, los niños pueden practicar la interacción social con nosotros en casa. Puede comenzar con modales. Luego ya deja que todo fluya.

Sigue leyendo: Cómo hacer que un hombre tenga miedo de perderte

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Sol Sánchez

Sol Sánchez

Redactora Web

Soy una mujer que le gusta aprender nuevas cosas y conocer personas. Estudie comunicación y derecho. Comencé mi carrera profesional como reportera en 2009, por lo que he tenido la oportunidad de conocer historias y lugares. A lo largo de este tiempo he cubierto casi todas las fuentes en medios de Hidalgo y Ciudad de México. Mis temas favoritos son derechos humanos, música y realeza. 

Ver más

Comentarios