Logo Soy Carmin
Crianza positiva: los beneficios de aplicar esta forma de educar a los hijos
Buena Vida

Crianza positiva: los beneficios de aplicar esta forma de educar a los hijos

La crianza positiva son aquellas prácticas de cuidado, protección, formación y guía que posibilitan el desarrollo, bienestar y crecimiento saludable y armonioso, tanto físico como mental, espiritual, ético, cultural y social de las niñas, niños y adolescentes, gracias a que se realiza de acuerdo con la evolución de las facultades

Por: Sol Sánchez

Crianza positiva: los beneficios de aplicar esta forma de educar a los hijos(Pexels)

Crianza positiva: los beneficios de aplicar esta forma de educar a los hijos | Pexels

Seguro has escuchado el enfoque de crianza positiva, que se trata de una forma de disciplina para ayudar a los padres a desarrollar una relación sólida y de respeto mutuo con sus hijos de una manera que promueva el amor propio y fomente la cooperación”, señaló varios especialistas alrededor del mundo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef por sus siglas en inglés) la crianza positiva son aquellas prácticas de cuidado, protección, formación y guía que posibilitan el desarrollo, bienestar y crecimiento saludable y armonioso, tanto físico como mental, espiritual, ético, cultural y social de las niñas, niños y adolescentes, gracias a que se realiza de acuerdo con la evolución de las facultades, la etapa del ciclo vital de desarrollo, características y circunstancias de la niña, niño o adolescente, sin recurrir a la violencia, sino respetando sus derechos humanos. 

Te puede interesar: Qué significa que te gusten los hombres menores

Cuando se trata de crianza positiva, es importante que los padres entiendan un poco cómo se desarrollan los cerebros de los niños, dice ella. Esto es para evitar que los padres esperen de sus hijos más de lo que son capaces de hacer. Y es que menudo la parte racional del cerebro de un niño a menudo puede ser ‘dominada por la parte emocional. Esto les dificulta resolver problemas o comportarse adecuadamente cuando se enfrentan a situaciones que les resultan abrumadoras o amenazantes.

 

La crianza positiva implica igualar el ritmo de su hijo y apoyarlo para encontrar formas de sobrellevar la situación. Los padres deben tratar de no tomar personalmente el comportamiento no deseado de sus hijos, dice Lawson. El comportamiento de los niños siempre cumple una función para ellos y puede ser causado por un sistema nervioso desregulado y el cerebro emocional tomando el control.

“Aunque los padres pueden ayudar y guiar, al final del día no pueden controlar el comportamiento de sus hijos, pero pueden controlar sus respuestas. Los padres atrapados en un conflicto con su hijo pueden reformular la situación diciéndose a sí mismos, 'él [o ella] está pasando por un momento difícil', en lugar de pensar, 'me está haciendo pasar un mal momento', agrega, Jacqui Lawson.

La crianza positiva puede requerir mucho esfuerzo, ya que implica contrarrestar el mecanismo de supervivencia del cerebro que se enfoca en lo negativo, dice Lawson. Cuando los padres están bajo estrés, puede ser aún más difícil concentrarse en lo positivo. Por eso es importante que los cuidadores practiquen el autocuidado y la atención plena.

“Practica la atención plena, que es llevar la atención al presente deliberadamente y, en particular, practica la gratitud”, dice Lawson. “No solo como una forma para que los padres controlen sus propias emociones… sino también para ayudar a entrenar el cerebro para que se concentre en las fortalezas de un niño”.

Las madres, en particular, sienten la presión de ser positivas todo el tiempo, agrega. Es un trabajo duro. A menudo les digo a mis clientes que los niños no necesitan padres perfectos, necesitan padres que se las arreglen”, dice Lawson. Esto significa modelos a seguir que muestran que pueden usar sus habilidades de afrontamiento para lidiar con las dificultades de la vida.

La crianza positiva implica igualar el ritmo de su hijo y apoyarlo para encontrar formas de sobrellevar la situación.Los padres deben tratar de no tomar personalmente el comportamiento no deseado de sus hijos, dice Lawson. 

El comportamiento de los niños siempre cumple una función para ellos y puede ser causado por un sistema nervioso desregulado y el cerebro emocional tomando el control.

“Aunque los padres pueden ayudar y guiar, al final del día no pueden controlar el comportamiento de sus hijos”, dice. “Pero pueden controlar sus respuestas”.

Sigue leyendo: Carla Morrison habla de cómo salvó su salud mental y logró hacer frente a las críticas más crueles

 

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Sol Sánchez

Sol Sánchez

Redactora Web

Soy una mujer que le gusta aprender nuevas cosas y conocer personas. Estudie comunicación y derecho. Comencé mi carrera profesional como reportera en 2009, por lo que he tenido la oportunidad de conocer historias y lugares. A lo largo de este tiempo he cubierto casi todas las fuentes en medios de Hidalgo y Ciudad de México. Mis temas favoritos son derechos humanos, música y realeza. 

Ver más

Comentarios