Logo Soy Carmin
Señales de que los niños necesitan más afecto y atención
Buena Vida

Señales de que los niños necesitan más afecto y atención

Los niños requieren del afecto y atención de sus padres para desarrollarse de forma sana; hoy en Soy Carmín te compartimos algunas posibles señales de que los hijos necesitan más de tu parte

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

Una crianza sana y responsable implica escuchar y entender a los hijos; es guiarlos, quererlos, apoyarlos y darles las herramientas necesarias para crecer con confianza en sí mismos, autosuficiencia y desenvolvimiento.

Hay que trabajar su inteligencia y desarrollo, físico, intelectual y emocional, con frases de apoyo, enseñanza, respeto, paciencia, consideración y una actitud positiva. No es regañarlos si se equivocan, por ejemplo, sino entender que están aprendiendo y que necesitan de tu guía para corregir y mejorar; esto es lo que los ayudará a ser grandes personas.

Puedes leer: Claves para una convivencia sana en familia

Tus hijos necesitan de tu amor, tiempo y atención, y valen más, o tienen más eco, las muestras de cariño y afecto, como una caricia o un abrazo, que los obsequios o las cosas materiales, que sólo traen una felicidad momentánea, explica el sitio web ‘Eres mamá’, donde también comparten cinco señales de que los niños necesitan más amor y atención.

Intentan ser el centro de atención

La forma más evidente como te reclaman, es llamando la atención, más allá de una actitud infantil o de una personalidad extrovertida. Lo que quieren es la validación del adulto y/o el sentimiento de aprobación, así que en lugar de reclamarles, hay que optar por una crianza respetuosa, con afecto y comprensión.

Se sienten tristes o rechazados

Si de pronto se muestran callados y actúan con apatía y retraídos, es posible que esto sea signo incluso de depresión. No sabrán cómo enfrentar los obstáculos, así que hay que hacerles sentir amados y en un entorno seguro, nunca excluidos o juzgados. También puedes buscar ayuda con un psicólogo o consejero profesional.

Bajo rendimiento académico

Otro escenario es si notas un cambio radical, por ejemplo si antes sacaban buenas calificaciones y de pronto baja su rendimiento académico considerablemente; es posible que se una forma de expresar que sienten una falta de afecto o atención de tu parte. Necesitan palabras de motivación, pero también demostraciones de que son valorados, que puede demostrarse celebrando sus triunfos o apoyándolos y animándolos a superar retos.

Señales de que los niños necesitan más afecto y atención
Señales de que los niños necesitan más afecto y atención. FOTO: Unsplash

No quieren quedarse solos

Es posible que surja en ellos un miedo irracional al abandono y si sienten que no son importantes para sus papás, se demostrará en un trastorno de ansiedad por separación. El sucede paulatinamente y es normal que inicialmente tengan temor de salir al mundo solos, pero si esto persiste y afecta su bienestar, no es nada bueno y hay que trabajarlo para no crear dependencia.

Te puede interesar: Qué significa la crianza respetuosa y cómo fomentarla

Visión negativa de sí mismos

Es posible que les haya afectado ya un nivel interno de negatividad; es decir, se juzgan a sí mismos viendo sólo sus defectos o hasta imaginando todo lo que creen está mal en ellos o hacen mal. Hay que recordarles que todos tenemos fortalezas y debilidades y que tropezar el parte de la vida, y una de la que se debe aprender. Hay que trabajar en la autoconfianza, sin sobreproteger, pero con palabras que ayuden al desarrollo, no afectos vacíos, que no les ayudan.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios