Logo Soy Carmin
Camila Parker, la reina consorte que carga con la penitencia de ser la amante.
Trendy

Camila Parker, la reina consorte que carga con la penitencia de ser la amante

Aunque Camila Parker ganó el título de reina consorte, sigue siendo señala como la amante del rey Carlos III y la manzana de la discordia entre el matrimonio de éste y la princesa Diana

Por: Alicia Kelsey López Medina

Camila Parker, la reina consorte que carga con la penitencia de ser la amante.(Especial: Instagram Clarence House.)

Camila Parker, la reina consorte que carga con la penitencia de ser la amante. | Especial: Instagram Clarence House.

El fallecimiento de la reina Isabel II significó el cierre de un ciclo y el comienzo de otro que protagoniza su hijo mayor Carlos, ahora llamado rey Carlos III. Junto a él, se hizo más presente el nombre de Camila Parker, su esposa desde hace 17 años, pero igual el amor de su vida y la manzana de la discordia en su matrimonio con la princesa Diana.

A nivel mundial, esa es la imagen que tiene la ahora reina consorte, ya que carga con la penitencia de ser la amante. Su nombramiento no ha sido bien recibido, aunque fue concedido de buena fe por Isabel II en febrero pasado, como último regalo para su hijo, ya que siempre supo lo que Camila Parker significa para él: el amor.

Previamente, la esposa del monarca tuvo otros títulos incluyendo el de duquesa de Cornualles. Y aunque pudo ser la princesa de Gales porque, antes de ser rey, Carlos era llamado el príncipe de Gales, Camila Parker lo rechazó por respeto a Lady Di, quien dejó libre el título al fallecer en agosto de 1997 a los 36 años de edad.

Sin embargo, ahora no hubo manera de rechazar lo que es: la reina consorte, cargo que no le da poder político porque sólo funge como acompañante y apoyo de Carlos III, pero sí le da el mismo rango social y estatus que el rey. En pocas palabras, es una figura importante para el monarca y la corona británica.

Te puede interesar: El rey Carlos III teme por el podcast de Meghan Markle, no quiere que otra vez hable de más

Matrimonios previos

Pero esto no ha salvado a Camila Parker de ser señalada como la amante del rey, ya que su flechazo fue en la década de los años 70; se conocieron en un partido de polo y estuvieron juntos hasta que él ingresó a la Marina Real. Tras la separación, la reina consorte regresó con su expareja, Andrew Parker Bowles, con quien se casó en 1973 y tuvo dos hijos: Tom y Laura.

Esto acabó temporalmente con la posibilidad de que los amantes se reunieran, de modo que Carlos III se casó con “la princesa del pueblo” en julio 1981. A pesar de esto, el nombre de Camila Parker se mantuvo presente a lo largo del matrimonio que llegó a su fin en 1992, aunque el divorcio se concretó en 1996, tras 15 años de “unión” y dos hijos en común: los príncipes William y Harry.

Previo a finalizar el divorcio, en 1995, la misma princesa Diana dijo en la llamada entrevista del siglo “éramos tres en este matrimonio, estaba abarrotado”. La confesión de “La princesa del pueblo” confirmó los rumores de la relación extramatrimonial del monarca con su ahora esposa, generando mayor indignación entre los seguidores de Lady Di. Esto aumentó cuando Camila Parker y Carlos III se casaron en 2005.

Puedes leer: Culpan al príncipe Andrew, hijo de la reina, de tocar el trasero de su hija en público

Es por ello que Camila Parker no termina de ganarse el cariño y respeto del pueblo inglés y el mundo, ante el cual ya fue presentada como la reina consorte. De modo que todo indica que no hay título ni corona que le quite la penitencia de ser la amante del rey Carlos III.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios